martes, 19 de febrero de 2013

Cuando Sergio se volvio escultura



Pues sí! Debo contarles que me convertí en una escultura de 2 metros( ya saben gajes del oficio), es la vida de pobre asesino en serie imaginario. Un día estás en el papel y al otro te saltas a la realidad y mides 2 metros, uno es preso de los deseos del amo.
Pero algo que debo decirles de ese día en particular es que resultó no ser tan malo, me convertí en un asesino popular, uno con mas categoría. La gente venía a mi sin tener que hacer ningún esfuerzo. Los matables revoloteaban cual pájaros en su nido y tenía la oportunidad perfecta para susurrar en su oído  "te aseguro que te mataré" lo cual les parecía gracioso, reían y no paraba de exclamar lo muy bien que me veía hecho de cerámica y poliuretano.
Toda una sensación  y es que así soy, sencillamente sensacional.


    


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto
este es el blog de un asesino serial IMAGINARIO repito IMAGINARIO